sábado, 25 de abril de 2009

EXAMENES QUE SE REALIZAN EN UN LABORATORIO CLINICO

1. Química sanguínea:
Incluye pruebas para el estudio
del metabolismo de los carbohidratos, las proteínas,
los lípidos, el agua y los electrólitos y el equilibrio
ácido-básico; enzimas séricas, productos
intermedios o finales del metabolismo, oligoelementos,
hormonas y niveles de medicamentos en
sangre, entre otros.

2. Hematología:
Incluye un grupo de exámenes denominados
básicos o habituales (hemoglobina,
hematócrito, recuentos de células de la sangre,
examen de la extensión coloreada de sangre
periférica, cálculo de las constantes corpusculares,
velocidad de sedimentación globular) y pruebas
más especializadas, como los estudios de anemias
hemolíticas y nutricionales, el examen de las extensiones
coloreadas de médula ósea (medulograma),
las coloraciones citoquímicas y algunos estudios
realizados con el empleo de radionúclidos, sondas
moleculares o microscopia electrónica.

3. Estudios de la hemostasia:
Agrupan a todas las pruebas
que permiten explorar los mecanismos de la
coagulación sanguínea, la fibrinólisis y la actividad
de los trombocitos.

4. Inmunología:
Incluye una amplia gama de pruebas
para el estudio de la autoinmunidad, las inmunodeficiencias,
el tipaje para trasplantes y otras.

5. Examen químico y citológico de la orina, del líquido
cefalorraquídeo, del líquido amniótico o sinovial,
del seminal, de la saliva, y de exudados y
trasudados.

6. Biología molecular:
De introducción reciente en el
laboratorio clínico, se emplean las sondas de ADN
para el estudio de enfermedades infecciosas,
neoplásicas y de origen genético, así como para sustituir
cada vez más los métodos clásicos de estudio
del sistema inmunológico. El ADN disponible para
una reacción, es ampliado por medio de la reacción
en cadena de la polimerasa (PCR), que redunda en
diagnósticos más rápidos y específicos y abre posibilidades
insospechadas unos pocos años atrás.

Entre otros....